PORQUE MEXICO

PORQUE MEXICO
Gracias por este reconocimiento. Pueden bajar el libro desde este vínculo

Gracias Galería de Arte

SUMATE Y PONLO EN TU ESPACIO-siempre estuvo al pie del blog, pero no se veia ¿Ahora lo notas?

Photobucket

Autismo sin Mitos- llévalo a tu blog y difúndelo

Photobucket
NO ES SOLO UNA ROSA, ES EL FLORECER DE LA VIDA
Photobucket

Photobucket

MIS REGALOS

MIS REGALOS
HACÉ CLICK EN EL CORAZÓN



Bookmark and Share

NO PODRÁ SER VISTO CON GOOGLE CHROME-

AQUELLOS INTERESADOS EN SUS OBRAS CONTACTARSE A http://higorca-pintoressinfronteras.blogspot.com/ Photobucket

miércoles, 14 de abril de 2010

HUMILDAD

LA HUMILDAD
Muy a menudo consideramos la humildad como algo vagamente apetecible, pero que en realidad no deseamos. La humildad produce cierta impresión de vacilante timidez incompatible con una inteligencia despejada y un carácter firme.
Sin embargo, los hombres más admirados por su humildad – Sócrates, Lincoln, Gandhi, Einstein – no fueron Almas tímidas ni mucho menos seres de poca inteligencia, ellos se sentían llamados a llevar a cabo una magna empresa y siempre los acompañó una inquebrantable resolución de darle cima. Entonces la Humildad engendra fortaleza y seguridad de ánimo.
Ellos sabían diferenciar la Humildad del empequeñecimiento da las propias cualidades; eran conscientes de las exuberantes energías que poseían, y se inclinaban más bien a utilizarlas en bien de otros.
Si bien es cierto que todos nacemos ignorantes, los mismos genios han de apoyarse en los conocimientos que otros han puesto a su alcance. Por ejemplo, Shakespeare aprovechó obras de otros dramaturgos. De Mozart se dice que tomó la sonata de Clementi el tema inicial de la obertura de La Flauta Mágica. Pero nada de esto disminuye estatura de tales genios, ninguno de los cuales negó así hubiese procedido. Sabían que la obra de todo hombre se apoya en la de sus predecesores y que, si tiene suficiente mérito, supera sus orígenes para formar parte del caudal común. Esto es legítima Humildad.
También existen casos de Humildad más sutiles o cotidianos, como el de un joven actor al que se le dio una gran oportunidad para actuar en una obra teatral junto a una famosa actriz. La noche del estreno fue una tremenda pifia por una equivocación de aquel joven.
- Ya no hay esperanzas para mí – dijo él – He fallado.
- ¡Qué! ¿tan alta idea se tiene de usted mismo que le parece inconcebible una equivocación suya? – le preguntó fríamente la actriz – Todos nos equivocamos, el único que no lo hace es Dios, y usted no es Dios.

Reconocer nuestros errores es cordura; pretender que nunca hemos de errar sería colocarnos en un pedestal.

Es propio de la Humildad reconocer que hemos cometido un error, procurar enmendarlo y seguir adelante. Tan necesaria y útil es la Humildad para el hombre como la quilla de plomo para la embarcación de regatas: aumenta la estabilidad y evita que se vuelque. Mientras más veloz, más indispensable una quilla bien equilibrada.

No esperemos, ni de nuestra parte, ni de la del prójimo, un grado perfecto de Humildad; sería como esperar absoluta sabiduría. Para alcanzar genuina humildad es necesario conocernos a fondo, y eso requiere experiencia, la que a su vez es hija del tiempo.

“La Vida es una Larga lección de Humildad”

Michael Drury

Photobucket

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Silvana:
Tan bella es esta entrada que ensalza a una señora muy poco de moda hoy día Doña Humildad.

Muchas veces las personas, cuánto más sabias, más humildes son.

Gracias Silvana, por regalarnos con tu entrada.

Te echo tanto de menos en el blog.

Yo es que en el facebook entro muy poco, me falta tiempo.

Besos, Montserrat

Norma dijo...

Querida Sil, cuánto que aprendo de tí. Ojalá muchas personas puedan leer tu bella y profunda entrada. Pienso que la humildad no se practica, es algo propio de la persona. Aunque bien vale la pena intentarlo. Vale la pena aprender. La fórmula, no sé, podría ser: experiencias + experiencias + años recorrido. Me encanta cómo y cuando escribes. Besos y muchos amiga.