PORQUE MEXICO

PORQUE MEXICO
Gracias por este reconocimiento. Pueden bajar el libro desde este vínculo

Gracias Galería de Arte

SUMATE Y PONLO EN TU ESPACIO-siempre estuvo al pie del blog, pero no se veia ¿Ahora lo notas?

Photobucket

Autismo sin Mitos- llévalo a tu blog y difúndelo

Photobucket
NO ES SOLO UNA ROSA, ES EL FLORECER DE LA VIDA
Photobucket

Photobucket

MIS REGALOS

MIS REGALOS
HACÉ CLICK EN EL CORAZÓN



Bookmark and Share

NO PODRÁ SER VISTO CON GOOGLE CHROME-

AQUELLOS INTERESADOS EN SUS OBRAS CONTACTARSE A http://higorca-pintoressinfronteras.blogspot.com/ Photobucket

miércoles, 26 de mayo de 2010

Susúrrame al oído(escrito, recitado de mi autoría)



(subir el volumen del reproductor para escuchar el recitado y acompañar así mejor la lectura)

Susúrrame al oído


Sentir tu respiración en el sentido más sensible que poseemos como es el oído, es algo que me enloquece, por eso al “susurrarme al oído”, despierta en mí emociones inagotables de pasión y gozo.
“Susúrrame al oído”, me pides, como si para mí no fuera un gusto hacerlo, ya que en ese susurro va toda mi expresión de seducción y sexo explícito.
Susúrrame al oído” y en ese pedido dejo salir de mis entrañas el calor de la respiración y el más instinto animal de mujer en celo, poniendo en cada palabra, frase, oración un toque de pimienta para exaltar tu sexo.
“susúrrame al oído”, es tanto tu placer cuando lo hago que siento mi vientre como sin tocarlo entra en convulsiones, como si tu mano pasara por mis nalgas y mis senos. Así siento al susurrarte al oído.
Pero...Deseo tu susurro también, porque sin él mis oídos quedan vacíos, mis sentidos ignorantes de escucharte quedan adormecidos solo en mis caricias en tu tímpano. “Susúrrame vos también”, déjame sentir tu aliento cerca mío, esa respiración entre relajada y excitada que solo los amantes de los gemidos pueden lograr.
¿Acaso no hacemos el amor mientras nos susurramos?...
Es un sexo distinto, parejo, con una intriga de lo que pasará al escucharnos. Ver tus ojos que se iluminan como si estuvieses en el éxtasis.
No quiero que crucemos el océano, no deseo que me toques, ni tocarte, solo quiero que mi mente y la tuya vuelen sobre el inmenso mar, para que junto con las fantasías y el deseo podamos sentirnos libres.
Es por eso que quiero “susurrarte al oído “todas las veces que pueda, reírme dentro tuyo como si una brisa te acariciara la cara,
Susúrrame al oído” porque al hacerlo, mis sentidos se despiertan en un mundo mágico y lleno de intrigas de como sería si te tocara.
No dejes de hacerlo, déjame que mis labios solo te digan palabras dulces y eróticas, porque de eso estamos formados, de carne y alma, dulzura para que volemos, erotismo para aterrizar y así volver a subir con otro respiro vaya a saber donde.
“Volemos, susurremos, respiremos siempre, pero siempre en nuestros oídos”

Silrita Escrito 5/5/05

Copyright © 2010
Photobucket

El Hombre de las Alas (escrito, recitado de mi autoría)




-->
(subir el audio del reproductor para escuchar mejor el recitado acompañando la lectura)
ELHOMBRE DE LAS ALAS
Cierto día quise volar, recuerdo la fecha, 28 de octubre del 2003, tal era el deseo, que atine a subir los brazos, pero era en vano,.............¡¡¡¡¡¡ no tenia alas!!!!!!!
Pero ocurrió algo increíble, se presentó ante mí un hombre, cuyo aspecto, era el de cualquier otro, lo mire indiferente, pero no sé porque motivo supe al poco tiempo que era especial.
Una tarde de bellísimo sol, este hombre se paró ante mí y de su espalda se extendieron unas imponentes alas con los colores del arco iris, las cuales hacían sombra sobre mí figura.
Al detener el aleteo, le dije con tristeza_¡¡¡Necesito volar!!!_. Lo miré atónita, y observe como con un suave movimiento comenzó a planear por el aire, lo podía ver por detrás de las nubes y por sobre ellas.
A mi lado estaba aún la inmensa sombra, provocada por el sol.
Volvió a bajar, y me dijo...................._¡¡¡Volá conmigo!!!_...
_No puedo !no tengo alas! ¿Acaso no lo ves?_ (le respondí)
Abrió las suyas, me abrazó tiernamente y me subió con El.
Vagamos muchas horas por el aire, era la primera vez que era yo la que estaba por entre las nubes y sobre ellas.
El sol calentaba mi cuerpo y mi alma. Podíamos observar el gran mar y las montañas.
Cuando el viaje terminó, volvió a ponerme en la tierra. Me miró con dulzura, y vi. en sus ojos un destello de luz.
........._ ¿Te vas?_ (le pregunté), a lo cuál me respondió.
........._ ¡Nunca me voy!_, solo vuelo para saber que hay en otras tierras, pero siempre que quieras ver el mar, y que el sol caliente tu cuerpo y tu alma, vendré y mis alas se abrirán para que subas en ellas........Y volvió a volar
Desde ese día siempre miro el horizonte, y sé que detrás de una gran sombra, viene El para buscarme.

Silvana Marchese

Escrito el 8 de mayo del 2004

Escrito dedicado a quien tal vez, algún día podré volver a ver

Copyright © 2003 - 2010

Photobucket