PORQUE MEXICO

PORQUE MEXICO
Gracias por este reconocimiento. Pueden bajar el libro desde este vínculo

Gracias Galería de Arte

SUMATE Y PONLO EN TU ESPACIO-siempre estuvo al pie del blog, pero no se veia ¿Ahora lo notas?

Photobucket

Autismo sin Mitos- llévalo a tu blog y difúndelo

Photobucket
NO ES SOLO UNA ROSA, ES EL FLORECER DE LA VIDA
Photobucket

Photobucket

MIS REGALOS

MIS REGALOS
HACÉ CLICK EN EL CORAZÓN



Bookmark and Share

NO PODRÁ SER VISTO CON GOOGLE CHROME-

AQUELLOS INTERESADOS EN SUS OBRAS CONTACTARSE A http://higorca-pintoressinfronteras.blogspot.com/ Photobucket

jueves, 20 de noviembre de 2008

"Me pediste una sonrisa"


Me pediste una sonrisa,

como si pudiese mandar esa orden a mis músculos,

forzando a la boca para mostrar mis dientes.

Una mano en el pecho colocada con ternura,

indicándote que ese corazón me pertenecía,

así fue mi despedida, así será nuestro encuentro.

Pero quiero relatar como me hacías bailar por el aire,

cuando nuestros cuerpos sin tocarse, se nutrían de energía.

Me diste amor, sabiduría, una fuerza interior pocas veces vista por mí.

Me regalaste la plenitud con la que decoré el balcón,

para que no haya dudas que allí había una mujer feliz.

Pusiste guirnaldas en mí, colocaste los cajones

de mis recuerdos no gratos en un rincón,

hiciste que mi pasión llegara a la madurez

y con toda adultez así respondió mi cuerpo.

Me regalabas ramos de flores que yo siempre olvidaba,

me llevaba lo mejor…

¡en mí tenía tu savia!; como el tronco en primavera,

que despide de su interior ese gusto tan suave,

que por algo se posan el las abejas.

Eres un todo en esplendor, tu humilde corazón llora lágrimas de pena,

por no saber que hacer para mantenerte despierto

y a la vez soñar que regresas.

Quisiera que más no sea que por esta única vez,

logres obtener de tanto esfuerzo un triunfo,

aunque para mí, tu victoria ya está hecha.

Pintaste en mí tus huellas, dejaste en mi boca tus besos,

me hiciste sentir que era plena y que el amor no era costumbre.

Eres un ganador de batallas, un soldado preparado,

nunca bajas la guardia, a golpes te abrís caminos.

Como mujer de un guerrero no puedo ser menos fuerte,

tú camina por el mundo….¡yo gestaré tu presente!.

¡Que afortunada me siento!

Saber que tú eres mi hombre,

sin importar que tu nombre lo mantengamos secreto.

Me pediste una sonrisa y que diga un “Hasta luego”,

te pido a vos mi vida.¡ no detengas aún tu vuelo!.

Te acompaño en esencia, pues no siento cobardía,

porque la mujer de un guerrero no combate la ironía,

de una distancia absurda, de una ida esforzada

porque aquí en nuestra tierra ya no tenías cabida.

Me pediste una sonrisa, te la entrego diariamente,

no así al común de la gente con la que presenté rebeldía.

¿Por qué? (preguntarías) a lo cuál ya te respondo

¡Debo cuidar tres tesoros! a quien yo les pertenezco,

no deseo apabullarme para no ver con acierto, que tanto vos como mis hijos,

son lo único que tengo.

¿Cómo no cuidar una huerta en el desierto?.

Pues así me siento en batalla, sin perder la visión,

ni tampoco la ocasión de acompañarte en tu vuelo.

¿Recordás aquella tarde?,

caminamos por el pasto, ambos estábamos descalzos

y no existían fronteras.

Mirábamos el rió, dormiste una corta siesta…

¡PIDO A GRITOS A MI PAÍS! , no mutilen más amores.

Amores de padres, amores de hijos, amores de hombres y mujeres

que quieren estar en esta tierra.

No arranquen más frutos del árbol, nos quedamos sin los mejores.

¡Y LO MEJOR ES LO QUE AMAMOS!

2 de junio del 2004

silvana

Susúrrame al Oído




Sentir mi respiración en el sentido más sensible que poseemos como es el oído, es algo que te enloquece, por eso “susurrarme al oído”, despierta en mí emociones inagotables de pasión y gozo.

“Susúrrame al oído”, me pides, como si para mí no fuera un gusto hacerlo, ya que en ese susurro va toda mi expresión de seducción y sexo explícito.

Susúrrame al oído” y en ese pedido dejo salir de mis entrañas el calor de la respiración y el más instinto animal de mujer en celo, poniendo en cada palabra , frase, oración un toque de pimienta para exaltar tu sexo.

“susúrrame al oído”, es tanto tu placer cuando lo hago que siento mi vientre como sin tocarlo entra en convulsiones como si tu mano pasara por mis nalgas y mis senos. Así siento al susurrarte al oído.

Pero...Deseo tu susurro también, porque sin él mis oídos quedan vacíos, mis sentidos ignorantes de escucharte quedan adormecidos solo en mis caricias en tu tímpano. “Susúrrame vos también”, dejame sentir tu aliento cerca mío , esa respiración entre relajada y excitada que solo los amantes de los gemidos pueden lograr.

¿Acaso no hacemos el amor mientras nos susurramos?...

Es un sexo distinto, parejo, con una intriga de lo que pasará al escucharnos. Ver tus ojos que se iluminan como si estuvieses en el éxtasis.

No quiero que crucemos el océano, no deseo que me toques, ni tocarte, solo quiero que mi mente y la tuya vuelen sobre el inmenso mar, para que junto con las fantasías y el deseo podamos sentirnos libres.

Es por eso que quiero “susurrarte al oído “ todas las veces que pueda, reírme dentro tuyo como si una brisa te acariciara la cara,

Susúrrame al oído” porque al hacerlo, mis sentidos se despiertan en un mundo mágico y lleno de intrigas de como sería si te tocara.

No dejes de hacerlo, dejame que mis labios solo te digan palabras dulces y eróticas, porque de eso estamos formados, de carne y alma, dulzura para que volemos , erotismo para aterrizar y así volver a subir con otro respiro vaya a saber donde.

“Volemos, susurremos, respiremos siempre, pero siempre en nuestros oídos”

Silvana

5/5/2005