PORQUE MEXICO

PORQUE MEXICO
Gracias por este reconocimiento. Pueden bajar el libro desde este vínculo

Gracias Galería de Arte

SUMATE Y PONLO EN TU ESPACIO-siempre estuvo al pie del blog, pero no se veia ¿Ahora lo notas?

Photobucket

Autismo sin Mitos- llévalo a tu blog y difúndelo

Photobucket
NO ES SOLO UNA ROSA, ES EL FLORECER DE LA VIDA
Photobucket

Photobucket

MIS REGALOS

MIS REGALOS
HACÉ CLICK EN EL CORAZÓN



Bookmark and Share

NO PODRÁ SER VISTO CON GOOGLE CHROME-

AQUELLOS INTERESADOS EN SUS OBRAS CONTACTARSE A http://higorca-pintoressinfronteras.blogspot.com/ Photobucket

jueves, 6 de noviembre de 2008

Historia de un Pueblo...En Venta



Caminando por San Telmo, vi lo maravillados que estaban los turistas con nuestra cultura, con nuestros artistas (anónimos) y con nuestra originalidad.

Antigüedades, artesanías, cantos, bailes y actores que sin palabras mostraban la letra de un teatro con el cuerpo: mujer y hombres estatuas, bailarines de tango que se movían solo si se les colocaba una moneda en la gorra, una pareja que imitaba a Matrix y así más , más , más........

Recorrí cada puesto, preguntaba por precios, (salía espantada), mientras que algún turista compraba lo que yo quería detrás de mí. ¡Que bronca!, ¡ eso era argentino, pertenecía a una familia argentina!, pero en fin tampoco era de mi incumbencia, si esa reliquia se vendía o no, no era mi historia la que se iba a España, Brasil o Estados Unidos.

Seguí caminando y me detuve a escuchar el “Concierto de Aranjuez”, interpretado maravillosamente por Luis Salinas en guitarra. Menos mal que dejó conforme a dos turistas españoles y pudo venderle tres CD, porque después de esa venta tocó “Adiós Nonino”, ¡por fin algo argentino!............

Cuando entré a la verdadera feria de San Telmo, (¿la ubican?, me refiero a la antigua), encontré sifones, collares, muñecas que recordaba eran de mi infancia:Rayitos de Sol, Yolly Bell, hasta ese corderito de , goma, que si bien no movía nada era infaltable regalarlo en los cumpleaños , así infinidades de cosas que identificaban años y años de tiempo atrás , sea de mi generación o no.

De golpe sentí atracción por una caja de cartón que decía “OFERTA $2.”, eran libros viejos y no tanto, me tiré de cabeza y empecé a ver los títulos: Juvenilla, Los Angeles de Víctor Sueiro, Platero y Yo, y tantos mas que en verdad no me interesaban. Pero aquí vino el golpe en la cabeza, cuando vi “HISTORIA ARGENTINA”, primera edición año 1925.............¿¿¿como???. Me dirigí al comerciante y le pregunté muy despacio, casi con verguenza.____¡Perdone usted! , pero del año 1925 al 2004, ¿de cuantos años estamos hablando?. Debo reconocer que me miró con asombro, pero muy gentilmente me respondió frunciendo el ceño_________¡déjeme pensar!......82 años...sí 82 años.

¡Dios tenía en mis manos , no solo 100 ,200 o 300 años de historia , sino sumado a eso 82 años de historia de gente que habían puesto su mano en ese libro: investigadores, gráficos, escritores, alumnos , maestros, directores, y vaya a saber cuantos más, hasta el propio gerente de Ediciones Estrada y cía. Y yo solo lo pagué dos pesos, (quiero tratar de trasmitir la cara del hombre al darse cuenta la importancia que le daba yo a los años del libro, que su cara se transformo de estar serena a una dureza en el rostro nunca vista). Pero no haciendo caso a su ignorancia que lo llevó a esa equivocación, tomé el libro en mis manos y me retiré.

Seguí caminando, vi un puesto de igual rubro, “libros antiguos”, me acerque y vi uno que decía, “Análisis matemáticos”, año 1926......___¡Perdón señora una pregunta!, ¿que precio tiene este libro del año 1926?(ya que cuantos más años tenia el precio variaba),________$150. (me respondió).

Tomé con más fuerza aún mi librito de Historia Argentina y me dirigía a la salida de la feria , tratando de no pasar por el puesto donde lo había comprado por miedo que ya hubiera ahí parados dos policías con el vendedor esperándome por haber comprado nuestra historia a solo $2 , y que haya tomado esto como que podría ser una ladrona de “nuestra historia tan querida”.

Pero no había policías esperando, y el comerciante estaba escuchando atentamente el partido de Argentina contra Uruguay que daban ese domingo, Pensar que estaba en la

radio justamente dos países latinoamericanos, cuyo única colonización en ese momento ( al menos gráfica) era un a pelota de fútbol.

¡Si vieran que lindo es “mi” libro de historia del año 1925!, ¡que hojas!, ¡que tapas!, se nota el peso de la buena calidad , las letras impecables como si se hubiesen impreso ayer, solo un amarillo en él, como las arrugas en la cara de un anciano indicando el paso del tiempo, se podría decir que hasta el aroma es inconfundible ,como lo es todo aquello añejo..¡Cuantos detalles!.

En su primera página hay escrito un nombre en lápiz, seguramente uno de uno de los tantos dueños que pudieron haberlo tenido en sus manos.Decía, Tomás A. Evans, 1ªaño-4ta división........Pero lo que más me asombró fue que estaba escrito en letra caligráfica.............¡Siiii, caligrafía pura!, siendo un adolescente seguramente, ya que además del nombre tenia escrito lo que debía estudiar, y en que página se encontraba el párrafo. Pensar que ahora hasta los adultos escriben la “k” por la “q”, como si esto les diera categoría o les haría ganar tiempo al escribir, (¿será la moda de las letras? y no me enteré), “kiero, en lugar de quiero”.. En cambio este adolescente marcaba bien la diferencia entre las letras: la “la k” tenia la función que debía tener en la palabra exacta, y “q”, lo mismo. No sé porque me asombran estas cosas que , en verdad no deberían asombrar ya que caen de maduro, pero en fin , debo estar poniéndome vieja.

Ustedes deben pensar que no tengo en que ocuparme para fijarme en estos detalles , pero les aseguro que luego de vivir la experiencia con “mi libro de Historia Argentina del año 1925”, comprendo porque estamos tan confundidos en no saber si nuestra Patria fue regalada o vendida al mejor postor.

6 de junio de 2004

Silvana


1 comentario:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Silvana:Desde bien pequeña me emocionaba con los tangos, que oia por la redio, cantados por Carlos Gardel,Sobretodo el de LA CIEGUITA.
yo pienso que el querer y saber de nuestros origenes e identidad, no significa vejez, sino sentimientos.Hablé de ti a una amiga mia de internet Pintora y escritora, se llama Higorca.Besos Montserrat.